Sign up for our free newsletter

Free Oakland news, written by Oaklanders, delivered straight to your inbox.

¿No puede pagar el alquiler en Oakland? Es posible que califique para un programa de ayuda de emergencia de la ciudad o el estado. Credit: Pete Rosos

Este artículo fue traducido por Azucena Rasilla

Read in English.

Durante un poco más de un año, algunos inquilinos de Oakland no han podido pagar el alquiler debido a haber sido despedidos de sus trabajos, o por tener que pagar más en cuidado infantil durante la pandemia. Y, a su vez, algunos propietarios han pasado meses sin cheques mensuales de los que dependen para pagar la hipoteca o pagar por el mantenimiento y las reparaciones.

A pesar de que Oakland tiene una moratoria de desalojo que evita que los propietarios desalojen a los inquilinos que no pagan el alquiler, los inquilinos tendrán que pagar la renta atrasada cuando termine la crisis. La moratoria de Oakland expirará cuando el Ayuntamiento declare formalmente el fin de la “emergencia local.”

Dos programas nuevos, uno administrado por el estado y otro por la ciudad, ofrecen asistencia financiera a inquilinos y propietarios por igual. Ambos están financiados por el programa de asistencia de alquiler de emergencia del gobierno federal. Otros programas locales brindan a los propietarios de viviendas de bajos ingresos un descuento en los impuestos.

A continuación, le indicamos quiénes cumplen los requisitos para cada programa y cómo. Tenga en cuenta que estos programas son complicados y, ya sea que sea un inquilino o un propietario, es posible que desee hablar con un abogado o consejero de vivienda antes de presentar la solicitud.

Algunos inquilinos de bajos ingresos pueden obtener ayuda de la ciudad

Oakland tiene $12.8 millones para distribuir a inquilinos considerados de “muy bajos ingresos,” a través del programa Keep Oakland Housed de la ciudad. La iniciativa apoya a los inquilinos que están en riesgo de quedarse sin hogar o ser desalojados, y cubre principalmente el alquiler no pagado, así como las tarifas de servicios públicos y otros costos de vivienda.

Se le considera “de muy bajos ingresos” si vive solo y gana menos de $45,700, o si su hogar de cuatro personas gana menos de $65,250. Para calificar para este programa, debe haber experimentado dificultades financieras durante la pandemia y poder demostrar algún indicio de inestabilidad de la vivienda, como un aviso que haya recibido de que su alquiler esta tarde. Se dará prioridad a los solicitantes si están en el grupo de “ingresos extremadamente bajos,” si viven en un código postal afectado de manera desproporcionada por COVID-19, si anteriormente no tenían hogar, son personas mayores, tienen hijos o viven con alguien que tiene una discapacidad.

Por lo general, el dinero irá directamente al propietario o la empresa de servicios públicos del solicitante, a menos que decidan no participar en el programa. En ese caso, los fondos se entregarán al arrendatario.

Las solicitudes se abrieron el 1 de abril y permanecerán abiertas durante un año o hasta que se acabe el dinero. Cuatro organizaciones sin fines de lucro locales están evaluando solicitudes. Keep Oakland Housed también distribuyó $4.3 millones utilizando el dinero del estímulo federal anterior en el otoño.

Puede llenar la solicitud en línea a través de este enlace. También puede llamar al 510-238-6182. Al llamar, va a escuchar un mensaje en inglés, después en español y al final del mensaje cuando escuche el tono puede dejar su información para que le regresen la llamada y le ayuden procesar la solicitud y los documentos que debe presentar. 

El programa estatal paga a los propietarios y borra la deuda del inquilino

Un proyecto de ley estatal reciente, SB 91, lanzó un programa que paga a los propietarios el 80% del alquiler que sus inquilinos perdieron durante la pandemia, si aceptan perdonar el 20% restante de la deuda de los inquilinos. El estado ha dedicado $13.8 millones del programa de $2.4 mil millones a los solicitantes de Oakland.

Para recibir el beneficio completo del programa, tanto los propietarios como los inquilinos deben presentar una solicitud. Los propietarios pueden solicitar varios inquilinos.

Sin embargo, no todos son elegibles. Para calificar, al menos una persona en el hogar inquilino debe cumplir con todas estas condiciones: tener menos del 80% del ingreso medio del área, haber experimentado dificultades financieras debido a la pandemia y ser capaz de demostrar algún indicio de inestabilidad de la vivienda, como un aviso que haya recibido de que su alquiler esta tarde. Las dificultades financieras pueden ser la pérdida del empleo, un aumento de los gastos u otros problemas.

Si usted es un inquilino que es elegible para el programa SB 91, pero su arrendador no manda una solicitud, aún puede pedir ayuda para pagar hasta el 25% de su alquiler perdido por su cuenta.

Puede llenar la solicitud en línea a través de este enlace. También puede llamar al:  1-833-422-4255 de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 8:00 p.m, y sábados y domingos de 8 a.m. a 5 p.m.

Los propietarios de viviendas de bajos ingresos pueden solicitar exenciones de impuestos

En algunos casos, los propietarios de Oakland pueden solicitar la exención de varios impuestos locales a la propiedad u obtener dinero que ya han devuelto. Si bien este programa no es específico debido a la pandemia, las exenciones y los reembolsos pueden ayudar especialmente a los propietarios de viviendas que han experimentado dificultades financieras el año pasado.

Hay cinco impuestos locales que los propietarios de viviendas que se consideran de “muy bajos ingresos” (menos de $65,250 para un hogar de cuatro personas) pueden omitir el pago parcial o total. Si es una persona mayor, puede omitir algunos de los impuestos incluso si sus ingresos son un poco más altos. Las solicitudes están abiertas hasta el 17 de mayo y se puede encontrar más información y formularios en el sitio web de la ciudad. También puede enviar un correo electrónico a: SPARE@OaklandCA.gov, o llamar al 510-238-2942.

El Distrito Escolar Unificado de Oakland ofrece exenciones similares para sus impuestos a la propiedad. Tanto los programas de la ciudad como los del distrito solo están abiertos a los propietarios de viviendas que viven en la casa gravada, no a los que alquilan sus propiedades pero viven en otro lugar.

Natalie Orenstein covers housing and homelessness for The Oaklandside. She was previously on staff at Berkeleyside, where her extensive reporting on the legacy of school desegregation received recognition from the Society of Professional Journalists NorCal and the Education Writers Association. Natalie’s reporting has also appeared in The J Weekly, The San Francisco Chronicle and elsewhere, and she’s written about public policy for a number of research institutes and think tanks. Natalie grew up in Berkeley and has only left her beloved East Bay once, to attend Pomona College.