Más de 20 inquilinos de un edificio ubicado en el vecindario de Fruitvale se encuentran en huelga de renta protestando las condiciones en las que viven. Han demandado al arrendador. Credit: Amir Aziz

Sign up for our free newsletter

Free Oakland news, written by Oaklanders, delivered straight to your inbox.

Este artículo fue traducido por Azucena Rasilla

Read in English.

Cuando Angélica Rivas abre el grifo de la ducha solo sale agua fría.

“Tengo que calentar agua en la cocina y llevarla al baño,” dijo Rivas el lunes por la mañana en una conferencia de prensa, hablando en español a través de un intérprete. “Eso hace que llegue tarde al trabajo y mis hijos lleguen tarde a la escuela.”

Rivas es uno de los 21 inquilinos (incluyendo cinco niños) residentes del edificio ubicado en Fruitvale que se unieron para demandar al propietario por lo que alegan son problemas de habitabilidad y seguridad en el edificio de seis departamentos. Según su demanda, el edificio está lleno de moho, roedores, problemas de alcantarillado, techos con goteras, estufas y calentadores rotos, falta de alarmas contra incendio y más.

Todos los inquilinos que viven en el 1821 28th Ave. han estado en huelga de alquiler desde el comienzo de la pandemia debido a las condiciones en su edificio. El lunes, presentaron una demanda contra la empresa propietaria de la propiedad, BYLD 2 LLC, y el propietario de la empresa, Michael You, que compró el edificio de la avenida 28th en el 2018.

“Estos inquilinos no piden lujos. Están pidiendo las cosas más básicas,” dijo Gabriela Vivas, organizadora de Acción de la Alianza de Californianos para el Empoderamiento Comunitario (ACCE por sus siglas en inglés), un grupo de defensa de inquilinos que representa a los inquilinos del edificio en el caso, junto con el bufete de abogados de derechos civiles Public Advocates y el abogado David Levin.

La demanda alega que el propietario de apellido You y BYLD 2 violaron numerosas leyes locales y estatales sobre la protección de los inquilinos de Oakland, el acoso de los propietarios, los requisitos de salud y seguridad, los aumentos de alquiler y más. Los inquilinos están pidiendo reparaciones inmediatas y daños financieros, una cantidad que podría terminar siendo “al menos varios cientos de miles de dólares,” dijo Levin en la conferencia de prensa del lunes, que tuvo lugar virtualmente a través de Zoom.

El dueño del edificio, Michael You, no ha respondido a una solicitud para recibir comentarios enviada el lunes por la mañana. Actualizaremos esta historia si recibimos una respuesta. Su empresa está ubicada en Cupertino y tiene una dirección comercial en Los Altos, según los registros estatales.

La mayoría de los inquilinos del 1821 28th Ave. han vivido en el edificio durante una década, y algunos mucho más. La mayoría son monolingües que solo hablan español. Los departamentos están bajo control de renta y, debido a que los inquilinos han vivido allí durante tanto tiempo, pagan muy por debajo del precio del mercado por sus unidades de dos dormitorios, entre $1,000 y $1,500 al mes.

Durante una conferencia de prensa virtual este lunes, Angelica Rivas habló sobre los problemas que hay en el edificio: problemas con la temperatura del agua, roedores y cucarachas dentro del departamento en donde vive. Credit: Zoom

Según la demanda, los inquilinos le informaron al propietario sobre los problemas en su edificio cuando lo compró en 2018. Él prometió solucionar los problemas, pero casi no hizo reparaciones, afirman los abogados. En algunos casos, alegan que el dueño dijo que él solo haría arreglos si los inquilinos aceptaban pagar un alquiler más alto, en violación de las leyes de vivienda de Oakland. La demanda también dice que envió a varios inspectores y trabajadores al edificio sin previo aviso a los inquilinos después de que enviaron una carta de demanda en diciembre, pero esas visitas no resultaron en reparaciones.

Según los abogados, los inquilinos se quejaron anteriormente ante la ciudad de Oakland, que emitió avisos de violación que requerían que el propietario hiciera reparaciones. Ni ACCE ni la ciudad han proporcionado copias de los avisos en respuesta a la solicitud de Oaklandside. Pero la base de datos de cumplimiento de códigos en línea de la ciudad muestra seis casos abiertos contra el edificio desde marzo del 2019, incluidas quejas sobre moho, problemas de plomería, malezas, basura, escombros y alimañas. Una queja sobre el vertido de basura está marcada como resuelta.

En 2018, el propietario solicitó un permiso de construcción para reemplazar las tuberías laterales de alcantarillado del edificio que desembocan en la alcantarilla principal de la ciudad, según los registros de la ciudad. También recibió un permiso en febrero para reparar los seis calentadores de agua.

Los abogados de los inquilinos lo acusan de descuidar intencionalmente el edificio de que sea habitable en un intento de expulsar a los inquilinos para que pueda aumentar los alquileres o remodelar el edificio.

“Hay propietarios para quienes este comportamiento es algo habitual,” dijo Jackie Zaneri, abogada de ACCE. “A veces, este comportamiento es efectivo y los inquilinos que han vivido en sus hogares durante décadas sienten que no tienen otra alternativa más que mudarse.”

Según la oficina del asesor, las únicas otras propiedades propiedad de BYLD 2 en el condado de Alameda son dos condominios en un edificio en las montañas de Oakland. Sin embargo, los registros estatales y del condado muestran que Michael You también es dueño de al menos otras dos compañías de bienes raíces, BYLD Holdings LLC y MVHS 28 LLC. BYLD Holdings posee dos edificios de departamentos localizados en la calle High Street, y vendió una tercera propiedad en East 22nd Street en 2019, según la oficina del asesor. MVHS 28 posee una propiedad en el centro de Oakland. Todas sus empresas se incorporaron en los últimos años.

En la conferencia de prensa, dos de los inquilinos dijeron que ellos y sus hijos quieren vivir en un lugar más seguro, pero que no pueden encontrar ningún otro lugar asequible en Oakland.

Evelyn Rivas dijo que su hija no puede ni ver un ratón de juguete de plástico sin asustarse, ya que está “traumada” por los roedores que frecuentan su edificio. Pero Rivas dijo que cree que su familia y los otros inquilinos deberían poder permanecer en el edificio, en mejores condiciones.

“Es muy importante que todos conozcan sus derechos,” dijo, hablando en español a través del intérprete. “Nos sentimos unidos aquí en el edificio.”

Natalie Orenstein covers housing and homelessness for The Oaklandside. She was previously on staff at Berkeleyside, where her extensive reporting on the legacy of school desegregation received recognition from the Society of Professional Journalists NorCal and the Education Writers Association. Natalie’s reporting has also appeared in The J Weekly, The San Francisco Chronicle and elsewhere, and she’s written about public policy for a number of research institutes and think tanks. Natalie lives in Oakland, grew up in Berkeley, and has only left her beloved East Bay once, to attend Pomona College.